Un Chacal en Barcelona

 

Lo normal es que no conozca de nada a las personas a las que leo, pero Carles Quílez es una excepción por partida doble. Por un lado porque en una de mis visitas a la librería Negra y Criminal de Barcelona tuve la ocasión de que me firmase un ejemplar de Asalto a la Virreina una novela escrita a cuatro manos con Andreu Martín (tengo un especial recuerdo de un guardia civil que se llamaba Molero que era un personaje tremendo, brutalmente tremendo). Me hizo especialmente gracia que su hija me hizo un dibujillo al lado de la dedicatoria del padre con un desparpajo y una naturalidad asombrosa. La chavalilla promete, por lo menos como ilustradora. Ah, y también he podido seguir los pasos a Carles Quílez a través de las crónicas de tribunales que hacía para la cadena SER hasta hace unos meses.

En La soledad de Patricia Carles Quílez saca a relucir toda su experiencia como periodista de la crónica negra barcelonesa, y a partir de una noticia vivida en primera persona estructura esta novela, que en muchas ocasiones parece un remake de la peli Chacal en el que los protagonistas no son gendarmes de la France o federales estadounidenses sino Mossos d’Escuadra y periodistas de una Barcelona muy actual en la que también aparecen personajes que pueden salir en cualquier telediario como espías o miembros corruptos de la judicatura.

Si bien la figura del periodista como motor del relato negro es algo bastante habitual y para eso no hay más que recordar al Mikael Blomkvist de la trilogía Millenium o al Jack McEvoy de Michael Connelly sin olvidarnos de personajes más cercanos como el Gálvez de Jorge M. Reverte o a Olga Lavanderos, la intrépida reportera a la que da vida Paco Ignacio Taibo II, Quílez nos hace ver que conoce bien sus oficios (el de periodista y el de escritor), y además tiene el valor de darle el mando de la historia a una mujer, y esto, algo no tan habitual, es todo un acto de valentía.

Como dice el autor en la nota previa al comienzo del libro “La soledad de Patricia es un libro honesto. Tanto Patricia como yo nos hemos desmaquillado para poder escribirlo”…… y yo no puedo estar más de acuerdo.

 

Carlos Quílez

La soledad de Patricia

RBA, 2010

About these ads

Deja un comentario

Archivado bajo Libros

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s