Irrintzi jazz

Hace unos días me acerqué a la Escuela de Música Jesús Guridi (lo que mayormente llamábamos “El Conser” cuando yo me dejaba caer por allí a aporrear el saxofón) a ver el sexto concierto de la cuarta temporada de “Ondas de Jazz en la Ciudad”, una especie de conciertos didácticos alrededor del jazz y que este año han sido una auténtica delicia.

 Ya he hablado en algún otro momento de este ciclo de conciertos, una verdadera golosina musical que nos ponían un martes al mes y a la que por fortuna he podido asistir a casi todos los conciertos. Una nevada inoportuna y un despropósito de curso me han esquilmado dos conciertos, pero en los que he estado la verdad es que me lo he pasado muy bien.

 Este año Jazzargia ha programado sus conciertos temáticos alrededor de la fusión. Jazz con flamenco, con bossa, con rock, con ritmos latinos…. y con música vasca, que es la fusión que nos proponían en este último concierto.

 Para la ocasión llegaron a Gasteiz unos músicos de lo mejorcito que se puede escuchar por estas latitudes. Liderados en este caso por Mikel Andueza al que acompañaban Iñaki Salvador, Gonzalo Tejada y Vincent Thomas tuvimos la ocasión de que sonasen como estándares de jazz temas de Mikel Laboa, canciones populares de Iparralde e incluso el Aitormena de Hertzainak o el Lau Teilatu de Itoiz.

 La propuesta hay que reconocer que además de ejecutada con un gusto brutal es muy original y muy fácil de entender. En nuestro caso, este concierto fue un repaso a lo escuchado hace casi un año en la primera sesión del Festival de Jazz de Miranda, ese que con tan buen tino organiza la gente de Mirajazz.

 En esta ocasión la acústica fue tremenda y el público se fue metiendo en el concierto muy poco a poco para acabar absolutamente rendido al buen hacer de estos fantásticos músicos. Sin embargo, eché en falta la magia de la fábrica de tornillos, pero es que ahí juegan con ventaja los mirandeses; los conciertos empiezan a una hora más razonable para la improvisación y el público se relaja mucho mejor con una cervecita en la mano. Indudable.

 La gente de Jazzargia dejó entrever que es posible que esta idea de “fusión vasca” se concrete en una grabación, y la verdad es que estaría muy bien que este proyecto que ha ido creciendo de concierto en concierto por casas de cultura sobre todo de Gipuzkoa, se pudiese materializar en un documento sonoro de calidad. Por lo menos que intente llegar a la calidad de los intérpretes.

 Me quedo con un muy buen sabor de boca con lo propuesto este año por Jazzargia, y sólo quiero aprovechar la ocasión, además de para felicitar a la asociación, para pedir al Ayuntamiento que siga apoyando iniciativas de este tipo. Que no todo se quede en los grandes festivales y se apoye más la cantera y la formación musical de la gente que luego vamos a los festivales.

 Y a nivel musical… pues la gente que más me ha impresionado serían por un lado el Gere, sobre el que pivotaron tres conciertos a los que asistí y al que siempre es un placer oir rasgar el bajo eléctico, los baterías Maurice London y Hasier Oleaga, ese bajo tremendo que es Gonzalo Tejada y el saxo Andrzej Olejniczak que lo bordó el día de la fusión rock.

 Que vuelvan pronto.

La foto en Flickr es de Tabernilla

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s