@loretahur

Llevaba tiempo queriendo hacer un comentario a unas jornadas formativas a las que asistí hace ya unas semanas y que me dejaron un buenísimo sabor de boca.

Las jornadas en cuestión, o curso introductorio lo organizaba el Observatorio Vasco de la Juventud y tenía como título “Redes sociales virtuales: profesionales del 2.0” y si bien en un principio iba a dichas jornadas con bastante escepticismo (es difícil pillar el punto, o te machacan a conceptos técnicos o dices “nada nuevo bajo el sol”), el planteamiento y buen hacer de Lorena Fernández, la encargada de llevar a buen puerto las tres mañanas de curso, hicieron que ese “voy a ver qué me cuentan” un tanto pasotilla se convirtiese en un “oye, ha estado pero que muy bien la historia” entusiasta, que fue lo que comuniqué a mis jefas, compañeros y demás famila.

Me gustó mucho cómo organizó Lorena la historia por varios motivos:

  • Porque era la primera vez oía a alguien hablar de redes sociales para jóvenes desde el punto de vista de una persona joven, y esto, aunque parezca una tontería no es algo habitual ni siquiera en ámbitos en los que esto tendría que darse por supuesto. 
  • Porque en todo momento quedó claro que detrás de todo el despliegue tecnológico que puede acompañar al mundillo de las redes sociales (portátiles, teléfonos de última generación, etc…) lo que importan son las personas que están detrás de esas máquinas.
  • Porque llegados a este punto, en el debate de las redes sociales y el dos punto cerismo, lo que realmente importa son las preguntas que nos hacemos, el por qué hacemos las cosas o el cómo organizamos nuestras identidades digitales o las de las instituciones en las que trabajamos.
  • Porque nos hablaron de falsas verdades en cómo organizan las personas jóvenes su identidad digital y se puso en entredicho la supuesta brecha digital entre nativos y emigrantes digitales.

No me voy a liar con los contenidos (si buceáis un poquillo por el reino de @loretahur seguro que encontráis toda la información) ni os voy a contar las comidas de tarro que sobre este tema tenemos en el curro. No. De toda la avalancha de información que te puedes llevar en tres mañanas de trabajo quiero quedarme con un par de cosillas: que tenemos que pensar mucho antes de iniciar cualquier actuación en el mundillo de las redes sociales, pero por el contrario, que este es un mundo pensado para la creatividad y la innovación, y ahí también entra la experimentación. Posiblemente lo mejor sea ir haciendo e ir pensando. Todo a la vez.

Y no quería dejar de comentar en esta entrada otra cosa que me sorprendió un poco: yo esperaba que en el auditorio la mayor parte del personal fuésemos gente de la red de información juvenil vasca o de asociaciones del entrono del asociacionismo juvenil… pero no. Allí había un montón de personas que venían del mundo de la educación, lo cual me dejó bastante perplejo por dos motivos:

  • Porque pude ver una preocupación grande en el profesorado por cómo dar respuesta a estas nuevas formas de comunicarse entre la gente joven. 
  • Porque los comentarios de este profesorado a veces destilaban un cierto nivel de frustración ante fenómenos como el programa Eskola 2.0 o ante cómo hacía frente la administración a estas nuevas formas de comunicación y de educación. Se hablaba de falta de formación, falta de medios…… a la gente se le veía con interés y con ganas pero preocupada por no poder estar a la altura de las circunstancias.

Y por mi parte, poco más que comentar. Que aprovecho para mandarle un saludo a @loretahur (y de paso caer rendido a sus pies) y que animo al Observatorio Vasco de la Juventud a que siga programando historias tan interesantes y con gente tan buena.

Anuncios

4 comentarios sobre “@loretahur

  1. Colorá me has dejado 🙂

    Muchísimas gracias por tanto halago. No es por ponerme en modo peloteo pero no sabes cómo se disfruta impartiendo clase a gente con interés, participativa, etc… Así que el mérito también fue vuestro: me motivasteis un montón.

    1. Quita, quita.

      No es cosa de halagar, sino de animar a la gente que lo hace bien… para que nos siga enseñando, que a veces en este mundillo de las redes sociales pesa mucho (demasiado) lo tecnológico.

      Mejor darle un puntillo al 2.0… y voto a bríos que tú se lo das.

      Un saludico

    1. Pues no sé qué decirte. Si es que ahora hasta han subido la edad para tener “gazte txartela” hasta los 29.
      Y sí, tienes razón. Musha musa.
      (y perdona no haber respondido antes. El veraneo -y el pendoneo- es lo que tiene)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s