La trama Gorki

Noche cerrada y primer día del curso casi recién comenzado en el que la niebla me acompañará en el trayecto al trabajo.

Las mismas maniobras de salida, las mismas marchas para salir del pueblo… un poco más de precaución en el cruce… mayor cuidado a la hora de pisar el freno…

…y de repente la peli del día de la marmota cambia de argumento; un objeto que en ese momento, parece inmenso, me frena en medio de la carretera. Mareos, desubicación, gritos, lloros, sonido de ambulancia, dolor, mucho dolor y llegada a urgencias. En la radio, mientras, dirán que ha sido “un accidente leve”, y aunque en ese momento cueste encontrar alguna zona en el cuerpo que no duela, la noticia no merecerá sino unas pocas líneas en la prensa local.

Un número de la Hertzantza  confirma lo que ya sospechaba: – Han intentado que parezca un accidente, pero han dejado huellas inconfundibles de su autoría- . Los medios de comunicación hablarán de un camión que en mitad de la noche perdió una de las poleas de una gigantesca grúa en medio de la carretera, pero han sido ellos; los Gorkis.

Un grupo de intelectuales de la sanidad, la informática, el derecho, la construcción y el sector financiero a los que une su pasión por Máximo Gorki (pseudónimo utilizado por el escritor ruso Alekséi Maksímovich Péshkov, alcohólico, diabólico, charlatán y viajero, también conocido en círculos parisinos como ‘el cheff viajero’) muy bien asesorados por un alto cargo militar, con mucho tiempo libre y varias hectáreas de dehesas yermas.

En el arcén de la autovía, la prueba irrefutable de la culpabilidad górkica: una botella de London, vacía, y una abarca vieja, deshilachada.

Y todo por una miserable foto que aun no entiendo cómo llegó a mi poder.

Sé que me queda poco tiempo, ya que los Gorkis ni acostumbran a fallar, ni a dar segundas oportunidades, así que aquí os dejo la foto que ha sido mi perdición y en la cual se distingue a algunos de ellos.

Retén sus rostros y si les ves, no pienses. Huye.

Anuncios

3 comentarios sobre “La trama Gorki

  1. Al de la izquierda seguro que le conoce “el xabi” de su anterior etapa en la Inteligencia Vaticana. Puede darte una buena pista.

    PD: Muerte a los Gorkis!

    1. En efecto, toda una sabandija vaticana y uno de los miembros más peligrosos de la tarma Gorki.
      ¿Qué tal, Fuli?.
      Un honor y un placer tenerte de visitante por aquí. Serás recompensado como te mereces, es decir, con unas cañitas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s