Klabautermann

(…)

Él sonrió y dejó el cuchillo sobre el periódico discretamente para esconderlo.

-Ya veo… Usted cree que voy a matarlo porque sabe demasiado, porque ha visto mi rostro.

-Algo así.

-Lo entiendo. Los marineros alemanes creen en un pequeño duende que se llama Klabautermann. Es invisible, y trae buena suerte a los que navegan con él. Pero si uno ve la cara del Klabautermann, sabe que va a morir. Tengo que admitir que yo siempre he pensado en mí de esa manera.

(…)

RUSSELL, Craig. En: Lennox. Barcelona: Roca editorial, 2010. p. 173


La imagen en Flickr es de adapar

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Cuentitos Negritos

Una respuesta a “Klabautermann

  1. Pingback: El cuarto rey era el de bastos | Negra con puntillo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s