Iguana empieza por ce

(…)

Harry y Sven estaban esperando sentados en el suelo del pasillo.

—Se retrasa —dijo Sven.

Silencio.

—Canciones de Iggy Pop que empiecen por ce —dijo Sven—. Tú empiezas.

—Déjalo.

China Girl.

—No es el momento.

—Aliviará la espera. Candy.

Cry for love.

China Girl.

—Ésa ya la has dicho, Sivertsen.

—Hay dos versiones.

Cold Metal.

—¿Tienes miedo, Harry?

—Un miedo mortal.

—Yo también.

—Bien. Eso aumenta las posibilidades de sobrevivir.

—¿En qué porcentaje? ¿Diez sobre cien? ¿Vein…?

—¡Calla! —lo cortó Harry.

—¿Es el ascensor que…? —susurró Sivertsen.

—Están subiendo. Respira hondo y pausado.

(…)

NESBØ, Jo. En:La estrella del Diablo. Barcelona: RBA, 2010. p. 451

CHINA GIRL

CANDY

CRY FOR LOVE

COLD METAL


Hieronymus Bosch

(…)

Wish tomó un sorbito de agua, mientras decidía si continuaba o no. Al final lo hizo.

Hieronymus Bosch… La única cosa que te dio tu madre fue el nombre de un pintor que murió hace quinientos años. Aunque me imagino que en comparación con las cosas que has visto, las extravagancias que pintó parecerán Disneylandia. Tu madre estaba sola y no podía mantenerte. Creciste con distintas familias adoptivas, en orfanatos de todo tipo… Sobreviviste a eso, sobreviviste a Vietnam y hasta has sobrevivido al departamento de policía, al menos por ahora. Pero tú eras alguien de fuera en un círculo muy cerrado. A pesar de que llegaste a Robos y Homicidios y trabajaste en casos conocidos, seguías siendo un intruso que actuaba a su manera. Y al final te echaron.

(…)

CONNELLY, Michael. En: El eco negro. Barcelona: Roca bolsillo, 2010. p .116.

La imagen en Flickr es de RasMarley