Charlie Chan

(…)

—Me ha parecido que le llamaban Charlie Chan. ¿Por qué?

Bosch lo preguntaba más que nada porque estaba nervioso y pensaba que la conversación tal vez lo distraería de su desasosiego y la desagradable tarea que les esperaba.

—Sí—respondió Águila—. Es porque soy chino.

Bosch se volvió y lo miró. Al estar de perfil logró ver detrás de las gafas de espejo y comprobó que Águila tenía los ojos un poco rasgados. Sí, era cierto.

—Bueno, no del todo. Uno de mis abuelos lo era. Hay una gran comunidad chino-mexicana en Mexicali.

—Ah.

—Mexicali fue fundada alrededor del 1900 por la Compañía de la Tierra del Río Colorado. Ellos eran los propietarios de grandes extensiones de terreno a ambos lados de la frontera y necesitaban mano de obra barata para la recolecta del algodón y varios alimentos —explicó Águila—. Así que se establecieron en Mexicali, al otro lado de Calexico, supongo que con la idea de que fueran ciudades gemelas. Trajeron a diez mil chinos, todos hombres, y formaron una ciudad: la ciudad de la compañía.

Bosch asintió. No conocía la historia y le pareció muy interesante. De todos modos, aunque había visto muchos restaurantes chinos y rótulos en chino al atravesar la ciudad, no recordaba demasiadas caras asiáticas.

—¿Y se quedaron todos… los chinos? —inquirió Bosch.

—La mayoría sí, pero ya le he dicho que eran diez mil hombres y ninguna mujer. La compañía no lo permitía porque creían que perjudicaría el rendimiento. Entonces los chinos se casaron con mujeres mexicanas; la sangre se mezcló. De todos modos, aún conservamos gran parte de nuestra cultura. Hoy podemos tomar comida china a la hora de almorzar, ¿qué le parece?

—Muy bien.

—El trabajo policial sigue dominado por los mexicanos de origen hispano. No hay muchos como yo en la Policía Judicial del Estado y por eso me llaman Charlie Chan. Los demás me consideran un extraño, alguien de fuera.

(…)

CONNELLY, Michael. En: Hielo negro. Barcelona: Roca bolsillo, 2010. p. 248

La imagen en Flickr es de Terry McCombs

2 comentarios

Archivado bajo Cuentitos Negritos

2 Respuestas a “Charlie Chan

  1. Muy buen pasaje, todavía lo recordaba porque me impactó la historia aunque ya hace mucho que leí “Hielo negro”. Curioso también porque lo he relacionado con sus prejuicios hacia los asiáticos que Bosch intenta combatir en “Nueve dragones”. Por cierto, tengo que leer algo de Charlie Chan…

    • Qué tal, Alice.
      Yo ando releyendo las historias de Harry Bosch y la verdad es que me están gustando más ahora que cuando las leí hace tiempo, y eso que me gustaron mucho. “De Hielo negro” me ha impresionado sobre todo cómo juega con el tema de la falta de identidad, el desarraigo, no conocer de dónde vienes. También me ha sorprendido encontrar por aquí a personajes que volverán a aparecer más adelante. Y por cierto, muy bien visto el tema de los asiáticos.

      Un saludico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s