Angeles, demonios y el diablo estrellado

Esta es la tercera novela que RBA publica de Jo Nesbo, y desde que leí Petirrojo y Némesis pensé que de toda la cascada de libros y autores que había supuesto la llegada del policial nórdico a nuestras librerías y bibliotecas, mi preferido era Jo Nesbo. 

Para empezar, porque me parece un personaje muy dinámico. Dinámico y con una fuerza que lo hace estar lejos de la lentitud y la introspección que suele caracterizar a los personajes que nos presentan los autores y autoras nórdicos. Harry Hole, ese personaje cercano a la idea de una locomotora a la que nadie puede detener cuando ha cogido velocidad es además un personaje totalmente vulnerable y que vive al borde del precipicio, pero con un toque entrañable. Por la razón que fuera, con él todo está a un paso de irse al garete.

 Y Hole también es un hombre con una misión (quizá la propia misión sea su problema, quién sabe). Ese querer desentrañar un misterio sobre él cree que sabe la solución le va reconcomiendo y hace que poco a poco se vaya dejando hasta la dejación total. El ir como una apisonadora buscando su verdad a la vez que lo hace especial lo hace ser una persona desquiciada y que en ocasiones atraviesa su propio límite.

 A mi me ha recordado mucho desde la primera vez que cayó en mis manos a Harry Bosch, el detective de Michael Connelly. Ambos son polis que se pasan de frenada un montón de veces y sus historias son la crónica de un descarrilamiento anunciado… del que casi siempre, y cuando ya llegamos al final del libro, van librando por los pelos. 

Dicho lo cual, y admitiendo que me merendé la novela en un plis plás, no sería honrado si no os dijese que de las tres que he leído es la que me ha parecido más predecible. La historia diablesca, los asesinatos en serie… no sé, me parecía que Harry se merecía un argumento más potente.

Y eso que en cuestión de descarrilamientos, el que acontece en esta novela es descomunal, ya que nuestro protagonista empieza la investigación fuera de la policía después de haberse bebido hasta la última gota de alcohol que quedaba en los bares de Oslo. Así que esta historia va un poco de eso, de cómo ir levantándose después de haberte quedado hecho gravilla y de dónde se sacan las fuerzas para tirar para adelante. Relacionado con el renacer de Harry, se resolverá la tensión y el problema que tienen Hole y Waaler, otro de los protagonistas que hemos conocido en anteriores entregas de la saga.

 Y aunque te he dicho que esta no es la mejor novela de Jo Nesbo, te digo que en cuanto aparezca la siguiente me la pillaré con toda seguridad. Hay que apostar por este autor, el menos nórdico de los nórdicos, además de para ver si es capaz de volver a escribir al nivel de las anteriores entregas, para poder acompañar las andanzas de Harry Hole al ritmo de los Stones e Iggy Pop.

Jo Nesbo 

La estrella del diablo

Traductores: Carmen Montes y Ada Berntsen

RBA, 2010

La imagen es del blog Cuaderno de Lectura

Anuncios

8 comentarios sobre “Angeles, demonios y el diablo estrellado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s