Pogues – Dirty Old Town

(…)

Me quedé mirando el teléfono unos instantes y luego cogí la chaqueta y salí del apartamento.

No necesitaba la chaqueta. Eran más de la una de la madrugada y la humedad me impregnaba la piel de tal manera que sentía los poros malolientes y pegajosos.

Octubre. Pues vaya.

Gerry Glynn estaba fregando vasos en la pila de la barra cuando entré en el Black Emerald. El sitio estaba vacío con los tres televisores en marcha pero sin sonido; desde la máquina de discos, los Pogues cantaban su versión de Dirty Old Town a un volumen casi imperceptible; los taburetes estaban sobre al barra, el suelo había sido fregado y los ceniceros de color ámbar relucían más que unos huesos hervidos.

Gerry tenía la vista clavada en la pila.

-Lo siento -dijo sin levantar la vista-. Está cerrado.

(…)

LEHANE, Dennis. En: Abrázame, oscuridad. Barcelona: RBA, 2010. p. 137

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Karaoke Kriminal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s