Pasta al pesto de Trapani al estilo Montalbano

(…)

Antes de regresar a casa se pasó por la tienda de comestibles a la que iba de tanto en tanto. Compró aceitunas verdes, higos secos, queso picante, pan con semillas de sésamo recién hecho y una lata de pesto de Trapani.

En Marinella, mientras se cocía la pasta, puso la mesa en la galería. La jornada, después de un tira y afloja inicial, se había rendido a un sol de primavera anticipada. No había una sola nube ni soplaba el menor viento. El comisario escurrió la pasta, la aliñó con la salsa, llevó el plato fuera y se puso a comer. Un hombre que pasaba por la orilla del mar se detuvo un instante y lo miró. ¿Qué había de extraño en él para que aquel individuo lo observara como si fuera un cuadro? Tal vez era realmente un cuadro, que podría titularse El almuerzo del jubilado solitario. Ese pensamiento le quitó el apetito de golpe. Siguió comiendo, pero de mala gana.

(…)

CAMILLERI, Andrea. En: La paciencia de la araña. Barcelona: Salamandra, 2006, p. 221

Pesto de Trapani

Para realizar este pesto necesitamos:

  • unas hojas de albahaca fresca
  • unos 75-100 grs de almendras
  • aceite de oliva virgen extra
  • 2 dientes de ajo
  • 3-4 tomates maduros o de pera
  • sal y pimienta

En el vaso de la batidora vertemos todos los ingredientes, comenzando por el tomate, el ajo y el aceite y añadiendo progresivamente la albahaca, las almendras y la sal y pimienta. Lo dejaremos triturado al gusto, en función de si queremos que esta salsa esté más suave o queremos notar los trocitos de almendra al comer la pasta.

El origen de este pesto de Trapani o alla trapanese tiene sus inicios en la época en que los barcos procedentes de Génova atracaban en el puerto de Trapani, procedentes de las rutas del Lejano Oriente, y allí los marineros trajeron consigo esa tradición del pesto.

Sin embargo, en la isla siciliana hicieron su propia versión del peste verde original y a los ingredientes de aquel añadieron el tomate y las almendras.

El pesto de Trapani es primo hermano de algunas salsas catalanas como la romesco, con la que comparte gran parte de los ingredientes a excepción de la albahaca, que en el caso de la salsa catalana sustituye por ñoras.

Aunque podéis condimentar unos espaguetis con este pesto, la salsa que hoy os propongo combina muy bien con pastas no lisas, tipo espirales, porque es más fácil que el pesto y sus aromas se adhieran a la pasta.

La receta está tomada de la página Petit Chef

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s