Waterboys – D’ont Bang the Drum

(…)

Bajó el vaso y me miró a través de él. No parecía ni molesto ni irritado, y su voz era monótona e inexpresiva, pero se apreciaba una rigidez en su cuerpo que no estaba ahí un minuto antes.

-Siguiendo tu sugerencia, Ger.

En la máquina de discos situada a mi espalda, los Pogues le habían cedido el sitio a los Waterboys y su su D’ont Bang the Drum. Los televisores de encima de la cabeza de Gerry estaban sintonizados en tres canales distintos. Uno emitía fútbol australiano, otro lo que parecía un viejo episodio de Kojak y el tercero mostraba la enseña nacional tremolando al viento al final de la emisión de la jornada.

Gerry no había movido un músculo, no había ni pestañeado desde que se puso el vaso de vodka al lado, y yo hasta podía discernir el sonido de su respiración, fina y apagada, mientras soltaba el aire por la nariz. Más que estudiarme, me estaba atravesando con la mirada, como si lo que viera estuviese al otro lado de mi cabeza.

(…)

LEHANE, Dennis. En: Abrázame, oscuridad. Barcelona: RBA, 2010. p. 139

Waterboys – D’ont Bang the Drum

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Karaoke Kriminal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s