Nueve dragoncitos

No lo voy a negar. Confieso que soy un fan total de Michael Connelly y especialmente de la serie Harry Bosch. Es verdad que esta novela es ya la número catorce que protagoniza este personaje y es verdad también que Connelly en ocasiones ha dado la impresión de haber perdido la magia que nos trasmitía en sus primeras novelas con las novelas protagonizadas por este personaje. Todo es verdad pero a mi me sigue gustando. Por lo que ha sido, por lo que es y por lo que espero que siga siendo.

Si bien es cierto que en las dos anteriores entregas, Echo Park y El observatorio teníamos que torcer el morro porque la historia no nos acababa de convencer, en esta ocasión Connelly parece que se pone las pilas y nos plantea una historia que rompe con todo lo que habíamos leído hasta ahora planteándonos dos tramas que girarán alrededor de distintas comunidades chinas. Primero, porque tendrá que investigar el asesinado del propietario de una tienda china (y aquí aparece ese gusto de Connelly por entrecruzar historias, ese personaje es el que le había ayudado a él durante los disturbios raciales que azotaron Los Angeles años atrás) y en medio de la investigación ha de salir en estampida hacia Hong Kong para solucionar el secuestro de su hija.

Parece que a Connelly no le gusta que su personaje tenga una vida tranquila y que se vaya acercando a la jubilación con suavidad. Tendría que consultar las páginas de Woodrow Wilson Drive para recordar por cuántos departamentos y destinos ha ido pasando Bosch, pero eso sí, consigue que en el paso por cada encrucijada el personaje tenga que plantearse la vida de una forma distinta. Ya veremos, pues, qué tal responde la antigua rata de los túneles a esta nueva emboscada vital.

Ahora que estoy releyendo las primeras novelas de esta serie me ha parecido que los nueve dragones no llegan al nivel de aquellos ecos y hielos negros, pero creo que estamos ante una buena novela de un personaje que de tan conocido no tendríamos ningún problema en tomarnos una cervecilla con él. Y es que Harry, al final, y después de catorce novelas, se ha convertido en uno más de la cuadrilla.

Michael Connelly

Nueve Dragones

Traducción de Javier Guerrero

RBA, 2010


1 comentario

Archivado bajo Libros

Una respuesta a “Nueve dragoncitos

  1. Pingback: Nueve Dragones | Negra con puntillo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s