A Win y Myron les cortan la luz

2010 fue el año de Harlan Coben y de la tremenda campaña de márquetin que organizó la editorial RBA alrededor de este autor, campaña que culminó con la concesión del premio RBA de novela negra a la novela Alta tensión, la última novela de esta serie y que supone el número diez de la saga.

Aprovechando la coyuntura, lo cual está bien, han editado las novelas que aun no habían visto la luz y se reeditaron las que ya era imposible conseguir por ningún lado. En mi caso esto ha supuesto poder leer la serie en orden y aprovechar la ocasión para releer algunas de estas obras.

No sé si en mi caso habrá sido sobredosis, atracón o qué, pero si bien mi idea era haber hecho un comentario de cada una de las novelas según las iba leyendo, al final simplemente conseguí escribir dos breves comentarios: El quarterback no tiene quien le escriba, sobre la novela Motivo de ruptura y Un yankee en la corte del rey Arturo, sobre Desaparecida (y paradójicamente, diría que la primera es la que más me gustó y la del yankee la que menos).

A mi me ha dado la sensación que esta es una serie que se va desinflando según los personajes van quemando etapas. Es cierto que el autor intenta buscar nuevas tramas, en ocasiones muy pegadas a la actualidad, pero el resultado me ha ido decepcionando un poquito más en cada nueva entrega. Quizá remonta un poquito en esta última pero qué menos se puede esperar si parece que es con la que va a finiquitar la serie.

De todas formas, debo reconocer que aunque la evolución de la serie me haya dejado un poco descontento, he ido adquiriendo las novelas de esta serie según iban saliendo, porque es un tipo de lectura que entra como una cervecilla fresca, sin complicaciones, con los límites entre “malos y buenos” muy marcados y en las que se nos suele guardar alguna sorpresilla para el final. A esto hay que sumar la rapidez con la que Coben introduce nuevas realidades y nuevos problemas a las tramas de sus novelas. Aquí, por ejemplo, Facebook tendrá un papel muy importante.

En Alta Tensión parece que son varios los personajes que van cerrando sus historias o por lo menos tomándose un descanso. Win, el propio Myron, Suzze T…. pero el autor abre la puerta a un nuevo personaje, Mickey Bolitar, el posible sucesor de la saga y sobrino del protagonista de las diez novelas de esta serie.

Veremos, pues, por dónde nos sale el sobrinísimo.

Harlan Coben

Alta Tensión

Traducción de Alberto Coscarelli

RBA, 2011

(Serie Negra; 100)


La imagen está tomada de sellorba.com



1 comentario

Archivado bajo Libros

Una respuesta a “A Win y Myron les cortan la luz

  1. Yo también estoy leyendo la serie en orden. Motivo de ruptura me ha gustado mucho: entretenida, divertida, me resultan agradables los personajes… Golpe de efecto es verdad que se desinfla un poquillo, es más de lo mismo como si perdiera algo de estilo o de gracia…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s