Balacera psicológica

Aunque las historias de Kenzie y Gennaro se pueden leer de forma independiente, el arranque de esta historia es consecuencia a todo lo acontecido en Desapareció una noche, novela de la que ya hicimos un breve comentario por aquí hace unos meses.

Haciendo un poco de memoria podemos recordar que en aquella novela se acababa planteando un dilema moral que Kenzie y Gennaro resolvían de forma distinta y que supuso una grave crisis entre los dos protagonistas, finalizando la novela yéndose cada uno por su lado. En ese punto dejábamos a los protagonistas de esta saga… y en ese punto nos volvemos a encontrar a Kenzie en ésta, que es quien da los primeros pasos en este nuevo argumento.

Sin embargo, la trama que nos vamos a encontrar en Plegarias de la noche es totalmente distinto a todo lo que habíamos leído hasta la fecha de la pareja de Boston, ya que sus aventuras siempre han estado muy pegadas a su realidad, a su barrio (bueno, está la excepción de Lo más sagrado, cuando tienen que viajar a Florida, pero es lo no habitual), historias además en las que normalmente hay una carga de violencia muy fuerte…. Y sin embargo aquí nos encontramos con un argumento que se acerca más a un thriller psicológico que a lo que normalmente estamos habituados a leer en esta serie.

Una historia que empieza con un suicidio imposible. Alguien se ha tirado desde un gran edificio y nadie entiende cómo ha podido llegar a tal grado de desesperación. Una historia que se complica cuando se descubre que los últimos meses de vida de esa persona han transcurrido como si de una hilera de fichas de dominó se tratase y cada ficha al caer se concretase en una desgracia hacia su persona o hacia alguien importante para ella. Una historia que nos habla sobre todo de la capacidad de hacer daño a los demás anulándoles como personas; quitándoles la ilusión y la capacidad de ser felices.

Tendrán que volver a unir sus fuerzas los Bonnie & Clyde de Dorchester para poder hacer frente a tanta maldad…. Y tendrá que echarles algo más que una mano (un pie, quizá) el temible Bubba cuando las cosas se pongan feas. Como siempre.

Aquí tenéis, pues, una entrega más de esta entretenida serie, si bien en esta ocasión podréis encontrar que la novela tiene un marcado sabor a thriller psicológico, un género en el que Lehane también se encuentra muy a gusto. Ahí tenéis Shutter Island, por ejemplo….. pero qué digo. Eso es otra historia.

 

Dennis Lehane

Plegarias en la noche

Traducción de María Vía

RBA, 2011

(Serie Negra ; 110)

Deja un comentario

Archivado bajo Libros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s