Sextante

(…)

—¿Cuántos almanaques te has aprendido de memoria? —preguntó Arkady.

—El Sol, la Luna y la Osa Mayor.

Arkady miró al cielo. Las estrellas aparecían inmensamente brillantes y lejanas, con colores y profundidad, como una noche llameante.

—Allí está la Osa Menor —Arkady miró en línea recta hacia arriba.

—La Osa menor siempre la verás ahí —dijo Kolya—. En esta latitud nos encontramos siempre bajo la Osa Menor.

Cuando hacía cálculos, los ojos de Kolya mostraban una expresión fija, reconcentrada, una especie de felicidad total. Arkady adivinó que estaba restando la refracción de la Luna, sumando el paralelaje, pasando a la declinación de la Luna.

—Has estado demasiado tiempo bajo la Osa Menor. Te has vuelto majareta —comentó Arkady.

—No es más difícil que jugar al ajedrez con los ojos vendados —Kolya incluso sonrió para demostrar que podía hablar mientras pensaba.

—No te paras nunca a pensar que el sextante se basa en la idea de que el Sol gira alrededor de la Tierra.

Kolya titubeó durante un segundo.

—A diferencia de algunos sistemas, funciona.

(…)

CRUZ SMITH, Martin. En: Estrella Polar. Barcelona : Círculo de lectores, 1991. p. 105

La imagen, en Flickr, es de El Bibliomata

Deja un comentario

Archivado bajo Cuentitos Negritos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s