El complicado arte de desaparecer

Creo que fue en la Biblioteca de Ibaiondo donde le eché el guante a esta peli, y fue sobre todo porque el protagonista era Forest Witaker, un actor que no es una superestrella jolibudiense al uso y que me gusta un montón. Le he visto en pelis en las que me dejó impresionado como “Juego de lágrimas”, “Bird” o la flipante “Ghost Dog: El camino del samurai”, así que cuando comprobé que el CD de “Testigo protegido” estaba libre me lo agencié para poder verlo el fin de semana.

En esta ocasión Witaker va a liderar un reparto muy solvente en una peli bastante menor, y en la que se nos cuenta en qué consiste realmente el famoso programa de protección de testigos al que en tantas películas y libros hemos oído nombrar. Para ello, vamos a ver cómo el padre de la familia protagonista, (Tom Sizemore) de la noche a la mañana y casi sin comerlo ni beberlo pasa de compartir ñoquis con su pandilla de la cosa nostra a rubricar en un montón de papeles que va a delatar a toda la banda.

Y esa es la gracia de este film; que nos cuenta lo que supone realmente para una familia entrar en dicho programa, lo que supone no volver a ver a los padres, a los abuelos, a los amigos y amigas del instituto… incluso la posibilidad de tener que trabajar en lo que te salga para poder llevar dinero a casa, ya que el programa básicamente lo que hace en este caso es salvar la vida al protagonista y, de paso, a su familia (a cambio de testificar, claro), pero la nueva vida no va a ser un retiro de lujo.

Si piensas que vas a ver un thriller delirante esta no va a ser tu película, ya que se desarrolla en espacios cerrados y se centra sobre todo en las relaciones entre los miembros de la familia que va a entrar al programa, y en cómo se relacionan con el aleccionador, el amigo Forest.

Destacaría también que acompañan al samurai dos actores muy buenos como son Tom Sizemore y Mary Elizabeth Mastrantonio, y que el primero incluso recibió algún premio por su interpretación en esta peli.

Ah, y una cosilla: aquí vais a ver al antiguo Witaker, ya que hace poco tuve ocasión de verle liderando el spin-off de “Mentes criminales” y el muchacho ha adelgazado tanto que se ha quedado reducido a la mitad.

Bueno, que os dejo con esta familia a punto de descarrilar y con Forest Witaker, que intentará durante toda la peli llevarlos a mandamiento. No os digo si lo consigue o no, pero sí os adelanto que vais a ver cómo funciona esto de la protección a testigos desde una óptica bastante más realista de lo habitual.

2 comentarios

Archivado bajo La Caja 508

2 Respuestas a “El complicado arte de desaparecer

  1. Ignacio

    Bien por tus reseñas!!! (Coincido bastante-mucho)
    Sólo una petición: ¿Podrías poner los títulos originales? Suelo andar lejos y tus comentarios me ayudan a elegir.
    Mil gracias

  2. Ignacio

    Bis: Sooorryyy (por algún extraño motivo, no vi las fichas técnicas hasta ahora!!!)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s