Al Perro le duele el corazón

No fue hasta que no leí al kamarada Ariel, editor del blog La forma en que algunos mueren cuando me enteré que en realidad Crimen en el Barrio del Once en Argentina había sido editada con otro título: Una aguja en un pajar. Valga la intro para ubicar a alguna persona que, como es mi caso, hubiera pensado que eran dos novelas distintas.

Y tengo que reconocer que esta obra ha sido todo un sorpresón, ya que fue una lectura casi a ciegas. Me agencié el libro en la Biblioteca de Ibaiondo sin tener ninguna referencia ni sobre la novela ni sobre el autor, simplemente porque me llamó la atención el resumen de la contraportada. Poco me podía imaginar yo, cuánto me iba a gustar la historia que nos cuenta Ernesto Mallo en este libro, que si no te lo he dicho te lo digo ya, me ha encantado.

Me ha cautivado la poesía que trasversaliza toda la novela. Da igual que lo que se nos cuenta sea una barbaridad. Da igual que se nos encoja el alma de pena. Hay una pátina poética incrustada en cada página en la que pongas tu mirada y que ayuda a vestir a los personajes de una credibilidad acojonante.

Y me ha encandilado el Perro Lascano. Un personaje tremendo. Por lo honesto y por lo vulnerable. En definitiva, por lo humano. Un personaje auténtico porque es un cúmulo de contradicciones. Honesto en la barbarie, enamorado en el desamor, veraz en la mentira….

Y también me ha gustado la historia que nos cuenta. Porque Mallo ubica al Perro y su tristeza en un momento especialmente doloroso para un argentino. Un momento en el que gobiernan la impunidad, la indignidad, la desvergüenza y la injusticia. Todo esto queda retratado fielmente en su relato, pero a la vez en medio de la pena que arrastra el Perro y de las muertes y torturas de los milicos, aun hay un resquicio para que dos personas puedan hablar de amor, de cocina o de la vida.

Sí. Ya te digo que me ha encantado porque me ha parecido que Ernesto Mallo es, sin más, un gran escritor. No se me ocurre qué más decir. Me ha emocionado esta historia en la que se mezclan ingredientes tan dispares como la pena, la desesperación, la nostalgia, la tristeza, la amistad o el amor con la injusticia, el asesinato y la impunidad. Todo un cóctel de sentimientos encontrados y autenticidad.

Dicen que el Perro Lascano ha vuelto a las andadas en El policía descalzo de la plaza San Martín. Cuenta Alice “miss Marple” Silver que en Argentina la titularon Delincuente argentino, pero no importa el baile de títulos, porque una u otra, en cuanto pueda la leeré.

 Qué bueno que viniste, Perro.

Ernesto Mallo

Crimen en el Barrio del Once

Siruela, 2010

(Siruela / Policíaca)

 

P.S.: Y como el puntillo es importante, te dejo el enlace a otros puntillos de vista.

 

 

6 comentarios

Archivado bajo Libros

6 Respuestas a “Al Perro le duele el corazón

  1. Jud

    El Perro Lascano mejora descalzo por Buenos Aires…
    Q post más chulo!

    • Enseguidica me tengo que poner con la segunda de la serie. Lo que pasa es que es intenso el Perro y hay que dejarlo sedimentar un poco. En cuanto acabe de decantar me pongo con ella.
      Y mil gracias.

  2. Excelente post, Terri.
    Gracias por las citas a mi blog.
    (no me olvido que te estoy debiendo una lista de autores argentinos… ya va a llegar)
    Te mando un gran abrazo,
    A

  3. Gracias por el enlace. Espero leer pronto al autor

  4. Bueno si dices que la obra es buena, es porque lo es, ya que tu eres el experto jeje… muy buen post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s