Chimpancés

(…)

—Eso es imposible —le discutió Chon en una ocasión—. Somos violentos por naturaleza y no violentos por formación.

—Todo lo contrario —replicó Ben—. La sociedad nos condiciona para ser violentos.

—Mira los chimpancés.

—¿Qué les pasa?

—El 97 por ciento de nuestro ADN es similar al de los chimpancés —dijo Chon—, que son unos cabritos violentos que se matan entre sí. No me dirás que la sociedad los condiciona.

—¿Me estás diciendo que somos chimpancés?

—¿Me estás diciendo que no lo somos?

Por supuesto que somos chimpancés.

Somos chimpancés con armas.

Chon recuerda un viejo dicho, según el cual, si dejas suficientes chimpancés en una habitación con suficientes máquinas de escribir, acabarán escribiendo Romeo y Julieta, y se pregunta si lo mismo se aplicará a las armas. Si dejaras suficientes chimpancés en una habitación con suficientes subfusiles MAC-10, ¿acabarían matándose entre ellos?.

 (…)

WINSLOW, Don. En: Salvajes. Madrid : Ediciones Martínez Roca,  2011. p. 186

La imagen, en Flickr, es de emenafoto

Deja un comentario

Archivado bajo Cuentitos Negritos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s