Lina – I’m not the enemy

(…)

Reinó la oscuridad. Una cortina de llamas explotó al fondo del escenario en el mismo momento en que una voz de cantante negra americana pegaba a la audiencia a su asiento

You can’t love nobody

Unless you love yourself.

Don’t take it out on me babe,

I’m not the enemy.

Llegó ceñida en una piel roja; el largísimo cabello pelirrojo le caía en cascada sobre los hombros. Alta, musculosa, senos de una belleza feroz, caderas desarrolladas y piernas elegantes.

Are you the man I love,

The man I know loves me?

Come on, talk to me, boy,

I’m not the enemy.

—Guau —resopló Maxime. Y empezó el strip-tease. Clásico, sin mesas de baile, sin barra de acero. Un espectáculo sólido, una historia ancestral. Nadie decía ni una palabra, ni se pestañeaba. (…)

 (…)

SILVAIN, Dominique. En: El pasadizo del deseo. Madrid, Suma de letras, 2008. p. 168

Deja un comentario

Archivado bajo Karaoke Kriminal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s