Atila, episodio huno

Mala Hostia es la segunda novela que el @Clubnoir_ se propuso como lectura para ir intercambiando pareceres durante el mes de febrero de 2012. Si no sabes bien qué ese eso del @Clubnoir_ unicamente es un pequeño esfuerzo por juntar a un puñado de personas apasionadas por el género negro que nos movemos en Twitter y en el que se propone una lectura al mes para ir comentando la jugada. Todo muy poco estructurado y en plan un poco salvaje; como el propio espíritu de Twitter, vamos.

Tras una primera lectura en la que se le hincó el diente a Cosecha Roja, y viendo que la idea de empezar por los clásicos tampoco había sido una buena decisión, cambiamos totalmente el rumbo y nos decantamos por Gutiérrez Maluenda, un autor que nos gusta mucho a la gente que solemos mover los hilos del @clubnoir_, que es bastante desconocido para lo buen escritor que es y que tiene algo que yo suelo buscar en los libros que leo como si de pepitas de oro se tratara, y es el ser capaz de darle a sus historias unos buenos brochazos de sentido del humor. Es mucho más habitual que te encuentres con novelas negras que se pasen de frenada en lo que a truculencia se refiere y que para pasar página tengas que apartar un par de cadáveres que encontrarte una obra que se pase (o que simplemente lo intente) a la hora de utilizar el sentido del humor.

Es verdad que de Atila esperaba más. Está muy bien la novela y está muy bien el personaje, pero en todo momento lo iba comparando con Humphrey, otro personaje de Gutiérrez Maluenda que se mueve por las mismas calles que Atila y que a mi me gusta mucho más. Quizá porque Atila es más hijoputa, más seco, un tipo que no duda a la hora de tirar de gatillo… pero no sé, me gusta más Humphrey, quizá un personaje mucho más literario y menos real, pero, qué hostias, esto es literatura, y a cada cual le gusta lo que le gusta. Por cierto, puedes leer una reseñita que escribí sobre la primera novela de este personaje, Los muertos no tienen amigos.

Me ha recordado un poco la lectura de Mala hostia a las novelas de Ken Bruen con Taylor como protagonista. Son novelas, igual que ésta de Gutiérrez Maluenda muy contundentes, con una banda sonora bestial (si te gustan los tangos te lo vas a pasar de miedo leyendo a Atila. Gardel va haciendo un bonito repaso a algunos tangos legendarios a lo largo de esta novela)… pero es un personaje que vive tanto tiempo en el filo de la navaja que en alguna ocasión acaba cortándose. Eso me ha pasado a mi con Atila.

Que lo que aquí te digo no sea obstáculo para que en cuanto puedas te agencies esta novela y empieces a leerla. Vas a darte una vuelta por la parte menos turística de El Raval y te vas a ver enseguida atrapado por una historia de puticlubs y de mujeres muy blancas que llegaron a nuestras tierras buscando una vida mejor y que no salen bien paradas.

La historia de Atilano, aprendiz de Huno y politoxicómano del drinkin, que como los detectives clásicos es de los que no suelta la presa una vez que ha empezado a morder, pero que en su ir derribando obstáculos que le lleven a la resolución del misterio arrastra toda un mochilón de recuerdos, nostalgias y descreimientos que le hacen ver la vida con un escepticismo que raya lo brutal.

Y de banda sonora, Gardel.

Atila

Luis Gutiérrez Maluenda

Al revés, 2011

Y que no se me olvide recomendarte una visita a otro puntillo de vista, el de Aramys Romero, el auténtico motor del @Clubnoir_

3 comentarios

Archivado bajo Libros

3 Respuestas a “Atila, episodio huno

  1. Desde ayer tengo en casa el episodio dhos de la serie, a ver cuándo le puedo meter mano

    • Pues ha sido casualidad. Lo cierto es que leí hace poco que Gutiérrez Maluenda tiene acabadas cinco novelas con Atila como protagonista, y que esperaba que tuviera más suerte que Humphrey, una serie que está bastante gafada y que probablemente acabará siendo editada en formato digital poco a poco.
      Yo… encantado de que el póquer de ases sigáis editando, que es una suerte poder leeros y luego poder comentar la jugada o cambiar impresiones con los artífices del invento.
      Que no decaiga, Ricardo.
      Un saludico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s