Calamares Compuestos estilo “Eladio Monroy”

(…)

El tercer mensaje era de Gloria. «¿Eladio? Supongo que estarás todavía en lo de Casimiro… Es para avisarte de que voy a pasar por ahí… Y si te apetece invitarme a comer, enróllate y hazme unos calamares compuestos. Los dejé descongelándose esta mañana, antes de irme a trabajar… Un beso, cielo».

Monroy se dijo, esta vez sin pronunciar palabra, que a lo mejor Gloria se estaba acostumbrando demasiado a estar en su casa, cuando tenía la suya propia sólo dos pisos más arriba. Pero le halagaba que le gustasen sus calamares compuestos. Así que se resignó. La compañía de Gloria no estaba tan mal. Escogió entre sus cedés el Blue Vallantine y escuchó a Tom Waitts arañar con su voz de tigre morfinómano el «Somewhere» mientras se ponía shorts, camiseta y sandalias. Después entró en la cocina y se puso a limpiar los calamares para cortarlos, tarareando algo de seguro completamente distinto a lo que oía, porque era de conocimiento general entre sus familiares, amigos y conocidos, que si algo caracterizaba realmente a Monroy era poseer buenos gustos musicales pero, al mismo tiempo, tener un oído enfrente del otro.

Una vez cortados los calamares, picó cebolla, ajos y pimientos y los puso a sofreír con aceite de oliva y laurel. Mientras los dejaba atontar a fuego lento, empezó a cortar unos tomates, preguntándose para qué leches le querría su ex. Llevaban sin hablar más de dos años, desde que Paula cumplió los dieciocho y Ana Mari dio por finalizada su pequeña «relación comercial». Nada le ataba a ellas. Por suerte en el último caso; por desgracia en el primero. Desde que tenía diez años, no había visto a Paula arriba de seis o siete veces, y esos encuentros siempre habían resultado bastante incómodos para ambos. La culpa: un poco de las edades que tenía la niña en cada ocasión, otro poco de él mismo y de su dificultad para comunicarse con ella y un mucho de Ana Mari y del régimen espartano de visitas que había sacado en su momento al Juzgado de Familia. Y, en ese asunto, pese a sentir afecto por Paula, Monroy, se dejó comer el terreno cada vez más y cada vez de forma más irremediable, a lo largo de aquellos años. Al fin y al cabo, qué pintaba él, un pobre jefe de máquinas retirado, un muerto de hambre, en la vida de Paula, criada en un chalé de Santa Brígida.

 (…)

RAVELO, Eladio: Tres funerales para Eladio Monroy. Barcelona: Zeta, 2011. p. 19

Y yo os dejo la receta como a mi me la contó uno de los amigos de Eladio Monroy, uno que coincide con él casi a diario en el bar Casablanca.

Primero, cortas los calamares en tiras, los pasas por harina y los apartas. A continuación, haz un sofrito de cebolla, pimiento rojo y tomate (la cebolla y el pimiento picaditos y a fuego lento hasta que se pochen, el tomate al final).

Mientras, prepara un majado de comino, ajos y perejil y lo añades poco antes que el tomate. Cuando todo esté haciendo chup chup, añades una hoja de laurel, una cucharada de pimentón y subes el fuego. Entonces echas los calamares y revuelves todo al fuego hirviendo y lo mantienes así unos cinco minutos.

 
Añade un buen chorro de vino blanco y, cuando se haya reducido el vino, un chorro de agua (si en lugar de agua es un poco de caldo, mejor).

Finalmente, después del primer hervor, bajas el fuego y lo mantienes a fuego bajo unos quince o veinte minutos, hasta que notes que los calamares estén bien hechos.

 
Como guarnición, papas sancochadas (patatas hervidas). 

Y ya está: unos calamares compuestos al estilo Eladio Monroy. (Si no tienes calamares, vale igual para chocos, sepia, etc., aunque lo ideal es un calamar sahariano. Eso sí, solo con rejos, por ejemplo, queda perfecto).

La imagen, en Flickr, es de Esquetodos

2 comentarios

Archivado bajo A Fuego Negro

2 Respuestas a “Calamares Compuestos estilo “Eladio Monroy”

  1. jordivalero

    Si a leer la novela ya me quedaron las ganas de probarlos ara que lo recuerdas ya no hay excusa. Me queda la duda de si el pimentón dulce o picante, supongo que el primero.
    PD: que bueno Alexis Ravelo y que bueno Eladio Monroy!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s