Bob Sinclair – Love Generation

(…)

Perdió a los chicos en la pista de baile. La música retumbaba. Bob Sinclair con voz distorsionada: Love Generation. La máquina de humo funcionando en una esquina. El estroboscopio centelleaba. El mundo en fotogramas. Fotograma uno: las tías de primera. Fotograma dos: la tía mueve los brazos por encima de la cabeza.

Fotograma tres: el escote de la misma tía delante de la cara de JW.

Kharma era un verdadero ligódromo; para pijos.

Estaba mareado, excitado. Era como si funcionara con gasolina de noventa y ocho octanos. JW quería bailar, magrear, meter mano, restregarse. Sobre todo, quería explotar. Quería tener una erección tan intensa que un gato pudiera afilarse las uñas en ella.

Movía las piernas diez veces más lejos de lo que solía La sensación era clara: era el mejor, el más salido, el más inteligente. El más genial. Ya lo iban a ver.

Se le acercó otra chica. Le besó en la mejilla. Le gritó al oído:

—Hola, JW. ¿Qué tal? ¿Cómo lo pasasteis el fin de semana antepasado?

JW echó la cabeza hacia atrás. La miró con fijeza.

—Sophie, qué guapa estás esta noche. ¿Estáis aquí todas?

—Sí, pero Louise no, está en Dinamarca. Ven a nuestra mesa a saludar.

Se cogieron de la mano. Él se dejó llevar.

(…)

LEPIDUS, Jens. Dinero fácil (Trilogía de Estocolmo I). Madrid: Punto de lectura, 2010. p. 94

Deja un comentario

Archivado bajo Karaoke Kriminal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s