Castilla

(…)

-En Castilla no hay primavera -sentenció don Lotario mirando las copas de los árboles de la glorieta despeinados por el viento-. Castilla es como ciertas mujeres mal templadas, que pasan del frío al calor o de la risa al llanto sin puente medianero.

El cielo estaba de un gris gordo y obsesionante que aplastaba las casas y la torre, se metía por puertas y ventanas, amainaba pájaros y gritos, empozaba el pueblo. Los árboles cabeceaban con desespero, intentando sobrenadar el toldo que los anegaba.

-Es mucha Castilla. Ella nos ha hecho a los españoles tan raros… Hay  veces que no la aguanto -aventuró tímido don Lotario-. Debe de ser por mis oriundeces levantinas.

-Yo la aguanto, pero no me gusta. Es una tierra con muy mala leche. Me place la gente castellana porque ríe lo justo y no presume… pero el campo y el clima, para su madre.

(…)

GARCÍA PAVÓN, Francisco. Plinio, casos célebres – El reinado de Witiza. Barcelona: Ediciones Destino, 2006.

La imagen, en Flickr y con licencia Creative Commons, es de Chema Concellon

Deja un comentario

Archivado bajo Cuentitos Negritos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s