The Blackbyrds – Walking in Rhythm

(…)

Atravesó Petworth. En el barrio de Park View torció al este por Irving, tomó la avenida Michigan hasta pasar el hospital Infantil, viró hacia el noreste, dejó atrás la Universidad Católica y bajó por Brookland.

Aparcó frente a la humilde casa de ladrillo que Leona Wilson ocupaba en la Doce con Lawrence. Dejó el motor en marcha esperando que acabara el solo de flauta de Walking in Rhythm, aunque podía escucharlo cuando quisiera. El motivo de su visita era que le había prometido a Leona Wilson que lo haría, pero no sentía ninguna prisa por cumplir su promesa.

Strange vio moverse los visillos de la ventana en saliente de la casa de Leona. Paró el motor, bajó del coche, lo cerró y recorrió el sendero de cemento que llevaba a la entrada de la casa. A medio camino, la puerta ya se abría.

—Señora Wilson—dijo tendiendo la mano.

—Señor Strange.

(…)

PELECANOS, George P. Mejor que bien. Barcelona: Diagonal, 2002.

Deja un comentario

Archivado bajo Karaoke Kriminal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s