Billy Paul – Me And Mrs Jones

(…)

Strange no respondió. Subió el volumen del radiocasete y cantó por lo bajini.

We both know that it’s wrong, but is much too strong, to let it go now…

—Ésta la conozco —dijo Quinn—. El tío se está tirando a una casada, ¿verdad?

—Es algo más sutil que eso. El señor Billy Paul justificó toda su carrera con este single que oye. Me alegro de haberla grabado antes de perder mi colección de discos. Tuve que tirarlos todos después de que me reventaron las cañerías hace unos años.

—Seguro que los puede comprar en CD.

—Tengo reproductor, pero me gustan los discos. (…)

(…)

PELECANOS, George P. Mejor que bien. Barcelona: Diagonal, 2002.

Tom Jones – I Can’t Break the News to Myself

(…)

Amanecer en Doncaster Road.

Aparqué el Viva en el aparcamiento de detrás del Café y Motel de Redbeck. Lo dejé entre dos camiones y me quedé escuchando a Tom Jones cantando I Can’t Break the News to Myself en Radio 2. Eran las cinco menos diez cuando crucé los baches del pavimento para ir a los lavabos.

Los lavabos apestaban y el suelo de baldosas estaba cubierto de meadas negras. El barro y la tierra se me habían secado sobre la piel, que ahora tenía un tono rojo pálido debajo del polvo. Abrí el grifo del agua caliente y hundí las manos en agua fría como el hielo. Me eché agua en la cara, cerré los ojos y me pasé las manos mojadas por el pelo. El agua parduzca corrió por mi cara y me salpicó la chaqueta y la camisa. Me eché más agua en la cara y volví a cerrar los ojos.

(…)

PEACE, David. 1974. Barcelona: Alba, 2010.