Blondie – Heart of Glass (2)

(…)

—Buenos días, Ulises. ¿Qué tal va todo?

—Perfectamente, doña Lucía, no puedo quejarme. Bueno, en realidad, aunque me quejase no me serviría de nada, así que…

—Vaya, le veo algo triste. ¿Asuntos laborales? Si quiere, le dejo las películas de las que le hablé el otro día, no conozco mejor remedio para olvidarse de todo. Bueno, la música de los ochenta también ayuda lo suyo, ¿no cree? —añade señalando las notas discotequeras que siguen sonando a toda pastilla.

—Desde luego, doña Lucía. Por cierto, que esa canción es una de las favoritas de mi madre. No sé qué de un corazón o algo por el estilo…

—Heart of Glass, de Blondie. Ahora ya no se hace música como la de entonces. Ni películas tampoco. ¿Qué? ¿Se las dejo?

—Pues mire, no es mala idea, no me vendría mal un rato de evasión —le agradezco el detalle.

—Ahora mismo se las traigo.

(…)

BOSQUE, Ricardo. Cuestión de galones. Madrid : Literaturas Com Libros, 2011.

No es la primera vez que suena este tema en el Karaoke Kriminal. Puedes echarle un ojo a esta otra “versión”, en el Cold, cold, ground de Adrian McKinty.

Zombie

(…)
1 medida de ron oscuro

 1 medida de ron claro

 ½ medida de brandy

 1 medida de jugo de papaya con naranja

 1 medida de jugo de piña

 Gotas de limón

 Cubitos de hielo

Mezcle las bebidas con el hielo en el vaso mezclador o en una licuadora. Sírvalo en un vaso Tiki. Adorne con piña, cereza y menta fresca. Disfrútelo con el éxito de 1963 de los Venture’s Let there be drums.

Quizás la más famosa de las bebidas Tiki nació en el bar Don the Beachcomber’s. Su dueño, Donn Beach, un famoso restaurantero californiano, usó ron para sus cocteles por lo barato. El ron, antes de los treinta, era bebida de alcohólicos o marineros, pero él lo mezcló con jugos de fruta para que perdiera su sabor fuerte.
El zombie fue creado para un cliente asiduo que una noche traía cruda. Se lo tomó. Al rato regresó con Donn: se sentía como un muerto viviente. Las mezclas de Donn eran apreciadas por Clark Gable, Charlie Chaplin, Buster Keaton, Groucho Marx y Marlon Brando. Donn Beach se convirtió en el más famoso mixologista de California y el padre fundador de la cultura Tiki.
(…)

HAGHENBECK, F.G. Trago amargo. Barcelona : Roca editorial, 2009