Odio

(…)

-Tal vez sería mejor que nos lo contara desde el principio. Háblenos de lo que hizo el miércoles de marras.- La voz de Martin Beck.

B.S.: Mis vacaciones habían empezado el lunes, así que tenía el día libre. Por la mañana no hice nada en particular; estuve en casa. Lavé unas camisas y ropa interior, porque con este calor hay que cambiarse de ropa a menudo. Luego me comí un par de huevos fritos y tomé un poco de café para almorzar y, nada más terminar de fregar los platos salí a hacer la compra. Me fui a Tempo, en la plaza Värnhems. No es la tienda más cercana, quería matar un poco de tiempo. En Malmö no tengo muchos conocidos, sólo unos cuantos compañeros de trabajo, pero estábamos de vacaciones y todo el mundo se había ido con sus familias por allí. Cuando terminé la compra, volví a casa. Hacía un calor terrible, así que no me apetecía volver a salir y me tumbé en la cama a leer un libro que me había comprado en Tempo: El odio, de Ed McBain.* Luego, por la tarde, refrescó un poco, y a eso de las seis y media me fui en bici al campo de tiro.

(…)

SJÖWALL, Maj y WAHLÖÖ, Per. Asesinato en el Savoy. RBA, 2010.

 

Chaka Khan – Ain’t Nobody Love You Better

(…)

Desconectó la llamada y puso la radio. Chaka Khan cantaba “Ain’t Nobody Love You Better”. Si podéis escucharla sin mover los pies es que tenéis un serio problema de ritmo. Se metió por la autovía de Long Island en dirección este, hoy sorprendentemente despejada: normalmente era como un aparcamiento enorme que avanzaba al unísono cada par de minutos.

(…)

COBEN, Harlan. El miedo más profundo. RBA, 2010.