Gibson

(…)

6 partes de vodka

1 parte de vermut

2 cebollitas de cambray

Hielos

Mezcle las bebidas con el hielo en el vaso mezclador, agitándolo para escarchar. Sirva en una copa de coctel. Adorne con las dos cebollitas en un palillo.

En Chicago el coctel Gibson fue bautizado en los bares clandestinos de tiempos de la prohibición. El nombre viene de las características cebollitas que representan los senos de las famosas mujeres Gibson. Estas eran la personificación del ideal femenino de la época dibujado durante las dos primeras décadas del siglo Veinte por el famoso ilustrador de la revista Life, Charles Dana Gibson. Muchas modelos posaron para Gibson, como Anaïs Nin. Otro ilustrador, Harry G. Peter, tomó el modelo para realizar los cómics de Wonder Woman.

(…)

HAGHENBECK, F.G. Trago amargo. Roca editorial, 2009

La imagen es de la Wikipedia

Anuncios

Pasta ‘Ncasciata

(…)

Quizá Adelina había tenido la buena idea de celebrar solemnemente su reincorporación al servicio. El caso es que, al abrir el frigorífico, se encontró ante una decena de involtini de pez espada preparados como a él le gustaban, y dos grandes hinojos cortados y limpios, perfectos para refrescar la boca. Y había también una botella de vino. En la parte interior de la puerta había un papel donde ponía: «Mirar también en el horno.» Y él miró. ¡En el horno resplandecía una fuente de pasta ‘ncasciata! Ni siquiera con el uso de la fuerza o la seducción dejaría que Ingrid lo convenciera para ir a cenar a un restaurante, fuera cual fuese. Por si acaso, cogió otra botella de vino blanco y la metió en el frigorífico. Y en ese preciso momento recordó que no tenía ni una gota de whisky en casa.

(…)

CAMILLERI, Andrea. La búsqueda del tesoro. Salamandra, 2013

 

 

Blue Lagoon

(…)

1 oz de vodka

1 oz de Blue curaçao

7 oz de limonada

Cereza

 Mezcle los ingredientes con hielo. Se puede tomar con ron y crema de coco Malibú, o endulzarlo con azúcar. Adorne con cereza y música de Mel Torme.

El laguna azul, o blue lagoon, lo creó Andy MacElhone, famoso barman hijo del dueño del Harry’s Bar en París. El nombre fue en honor a la película del mismo nombre, de 1949, del director Frank Launder, basada en una novela romántica victoriana de Henry De Vere Stacpoole. Mucho después se filmó una nueva versión en 1980 que volvió famosa a la niña actriz Brooke Shields.

(…)

HAGHENBECK, F.G. Trago amargo. Roca editorial, 2009

Mandazi

(…)

—Quince pisos, arriba y abajo. No había dónde comprar comida ahí arriba, por supuesto. Se llevaba algo para comer, o compraba un mandazi en el camino de ida. Pero aquella mañana se dejó la comida encima de la mesa. No pude soportar la idea de que pasase hambre. Tenía turno de tarde. Así que, pensé, se la llevaré.

(…)

CROMPTON, Richard. La hora del Dios Rojo. Siruela, 2015

Daiquirí

(…)

2 oz de ron blanco

El jugo de dos limones

1 cucharadita de azúcar

10 gotas de licor de maraschino

Mezcle el ron, el azúcar y el jugo del limón con hielo en un mezclador. Si lo desea frapé, mezcle en licuadora. Sírvalo en vaso corto, adornando con una rebanada de naranja. Haga una línea de conga y baile al ritmo de Desi Arnaz su éxito Babalú.

El daiquirí es toda una familia de cocteles. Sus ingredientes primarios fueron el ron y el jugo de limón. Hay tantas versiones como sabores de frutas, pero el de fama internacional fue el que nació en uno de los bares más famosos del mundo: La Floridita en La Habana. Daiquirí es el nombre de una playa cercana a Santiago, ahí existe una mina de acero. Se dice que un ingeniero estadunidense, Jennings Cox, lo inventó con el sencillo nombre de daiquirí natural. Tomada después por Constantino Ribalaigua Vert, barman y dueño del Floridita, llegó a ser conocido el lugar como el palacio del Daiquirí. Ernest Hemingway, al probar su versión, lo apodó El grande constante. Sus inicios imperialistas tuvieron eco en los sesenta. El daiquirí era la bebida preferida por John F. Kennedy para acompañar sus comidas.

(…)

HAGHENBECK, F.G. Trago amargo. Roca editorial, 2009

Milanesa

(…)

Bebió otro trago y levantó la mirada hacia la ventana; los vidrios empañados apenas dejaban adivinar las siluetas de la gente que se apresuraba, envuelta en bufandas y sobretodos, para buscar un refugio. La llovizna congelada caía despacio, suspendida casi en el aire, descubriendo la cara helada y húmeda de un invierno que ese año se había presentado excesivamente riguroso en Buenos Aires. Eran las doce del mediodía y el bar Mickey de la calle Sarmiento, a pocos metros de Callao, se enturbiaba con el humo de los cigarrillos y las frituras de la cocina. En el sitio no cabía más que un estaño y una docena de mesas, ocupadas por hombres que se refugiaban, sin emoción alguna, de un clima que había decidido castigar al mundo. Algunos comían milanesas que desbordaban el plato, cubiertas por huevos fritos en un aceite de tan dudosa vigencia que ya ni fuerzas tenía para repartir su aroma. El lugar reproducía los mismos sonidos y los mismos gestos de todos los días; voces altas, risas, y un mozo que ordenaba nuevas milanesas mientras el lavaplatos, detrás del mostrador, se esforzaba con el agua y el jabón y lanzaba la loza a una pila que amenazaba con caerse.

(…)

BUFANO, Sergio. Una bala para el comisario Valtierra. RBA, 2012

 

 

 

Mojito

(…)

2-3 oz de ron

1 limón

2 cucharadas de azúcar

2-4 hojas de hierbabuena

Agua mineral

Aplaste las hojas para que suelten sus sabores. Agregue azúcar, el jugo de un limón, revuelva hasta oler la menta. Sírvalo en vaso jaibolero con ron, hielos y llene con agua mineral.

A principios del siglo XX el mojito apareció en la playa de Marianao, un lugar de descanso popular en Cuba. Pero esta bebida se volvió famosa cuando el señor Martínez abrió La Bodeguita del Medio. Ernest Hemingway descubrió los mojitos en el famoso restaurante en sus años en La Habana, donde se quedó a vivir después de la Revolución solo para poder saborearlos. La bebida atrajo a famosos como Brigitte Bardot, Pablo Neruda, Nat King Cole y Errol Flynn, quienes la disfrutaban con Maracaibo.

(…)

HAGHENBECK, F.G. Trago amargo. Roca editorial, 2009