Ensayo sobre la torpeza

Si te sueles pasar de vez en cuando por aquí y te ha tocado leer algún comentario “de cine” sabrás que hemos visto unas cuantas serie de las de la BBC y que siempre los comentarios han sido elogiosos. Da lo mismo que hayan sido la primera o segunda temporada de la tremenda Luther, o la aclamada Sherlock. Pues bien, tenía una deuda inaplazable con Wallander, el personaje de Henning Mankell al que a lo largo de seis episodios de hora y media da vida el actor Keneth Branangh.

Y la verdad es que me he encontrado con una serie cuidadísima, en la que se miman hasta los más pequeños detalles. Con unos paisajes y una música espectacular y un equipo de actores y actrices que dan la réplica perfectamente a un Branangh sobre el que recae el protagonismo total de esta serie.

A lo largo de estas historia se nos acerca al Wallander que conocimos en los libros. Un hombre que es un auténtico antihéroe. Un personaje que ha captado perfectamente el espíritu que nos transmitían los libros y que va arrastrando su cansado cuerpo por enorme campos de colza, acantilados interminables y playas imposibles donde cualquiera quisiéramos perdernos.

Un Wallander que a lo largo de los distintos episodios nos da muestra de su torpeza para las relaciones sociales, su vivir para el trabajo o el absoluto fracaso que resulta como padre, como hijo y como esposo. Un Wallander que se relaciona mal, casi a trompicones con su familia, con sus iguales e incluso donde mejor se mueve, en el trabajo, a veces adopta actitudes arbitrarias y cuasi tiránicas.

Un Wallander que esconde, al final del camino, a la persona, que como se puede ver, es bastante caótica. Y todo esto nos lo va contando a través de estos seis episodios donde se van tratando otros temas, como la soledad, las relaciones familiares, los secretos, la xenofobia, la enfermedad, la vejez…..

En definitiva, una serie totalmente recomendable que retrata de manera tranquila, aunque impecable, lo que es Wallander, ese tremendo personaje creado por Henning Mankell del que nosotros no nos podemos olvidar aunque él ya se haya olvidado de nosotros.

  • Titulo: Wallander
  • Titulo original: Wallander
  • Año: 2008 -2009
  • Tipo: Serie
  • Temporadas: 2
  • Duración media: 90 minutos
    País: Reino Unido
    Canal: BBC

Triste, solitario y final

No se me ocurría mejor título para este comentario que el de la gran novela que escribió Osvaldo Soriano hace ya un tiempo. Un título que transmite pena, que es lo que yo he sentido cuando he llegado a la última página de este libro.

Y es que tenía desde hace tiempo pendiente esta obra de Mankell pero me daba un poco de pereza empezar con ella, en parte porque había leído por ahí que era la última obra de la serie Kurt Wallander, y en parte porque me sentía un poco saturado del pesimismo, la lentitud y el darle tantas vueltas a las cosas de este personaje.

Y seguramente ahí hubiese seguido este libro, en “la pila” si no hubiese sido por la indignación que sentí cuando me enteré de los asesinatos por parte del gobierno de Israel a los militantes de la Flotilla de la Libertad que intentaban romper el bloqueo de Gaza y que una de las personas que iban en uno de los barcos que fue abordado era Henning Mankell.

Pues nada. Que en medio de la mala hostia he sentido una gran simpatía por este hombre y cuando me he acercado al montón, he rebuscado hasta encontrar El hombre inquieto, décimo libro que Henning Mankell ha escrito con el comisario Wallander como protagonista. Este libro, bien podría ser uno más, pero no lo es por varias razones.

Para empezar, porque con esta obra Mankell echa el telón a los libros protagonizados por Wallander. Esta serie ha sido una de las más importantes en lo que a novela negra se refiere en la última década, y su éxito ha coincidido con el renacimiento-relanzamiento del género negro de los últimos años.

Es esta una novela en la que sobre todo se nos habla del miedo a la vejez y el miedo a la muerte. Es también un homenaje a Wallander, y por eso aparecen a lo largo de sus páginas algunos personajes importantes que también lo fueron en anteriores novelas. Ademas, el protagonismo que adquieren su hija y su nieta cierran el círculo de lo que ha sido la serie Wallander. Sólo comentar, para terminar la clase con la que Mankell acaba este largo ciclo. Chapeau.

Henning Mankell

El hombre inquieto

Traducción: Carmen Montes

Tusquets, 2009

 

Piedras en los bolsillos

 (…)

…En una ocasión oí a un viejo indio hablar de una de la tradiciones de su tribu, creo que eran kiowas. Cuando tienen problemas, se guardan una piedra en el bolsillo, mejor si es algo pesada, y ahí la llevan hasta que resuelven sus dificultades. Entonces, la dejan y continúan su vida más ligeros y aliviados. Guárdate la piedra en el bolsillo. Y consérvala hasta que sepamos lo que le ha ocurrido a Hàkan.

(…)

MANKELL, Henning. En El hombre inquieto. Barcelona: Tusquets, 2009. p. 111

La foto en Flckr es de Vvillamon

Una chinada monumental

Ya ni me acuerdo cuándo conocí a Mankell. Sólo recuerdo que Tusquets empezó a editar la serie protagonizada por el inspector Kurt Wallander por la cuarta o quinta obra, y que no fue hasta que empezó el run-run de que eran libros que estaban bien hasta que se empezaron a editar ya de una forma rigurosa.

Mankell ha sido en el mercado editorial español el abanderado del bomm de los escritores y escritoras escandinavos. Mankell, Nesbö, Asa Larsson, Indridasson…… hasta el boom de la trilogía Millenium, tres obras que traspasaron la literatura de género para instalarse en lo más alto de las listas de ventas y en lugar destacado en las estanterías de muchas de nuestras librerías.  

Si bien valoro en Mankell el haber sido punta de lanza de la literatura negra europea y su popularización en el mercado español, a mi es un autor me ha acabado aburriendo. Así, pienso que las reflexiones de Wallander sobre la situación de la policía sueca o hacia dónde se dirige el estado del bienestar; la tristeza que me traslada el estilo del autor me han condicionado al hincarle el diente a este libro, en mi opinión muy denso y demasiado pretencioso. El libro es interesante cuando nos cuenta el periplo de unos protagonistas de origen chino que son raptados para trabajar en la construcción del ferrocarril estadounidense, pero cae en picado cuando se acerca al día de hoy, y sobre todo cuando nos describe la sociedad china.

Parece claro que no me ha hecho mucho tilín.