Van Morrison – Someone Like You

(…)

Cuando llegué a casa, Diana estaba en el salón leyendo un libro enorme. Van Morrison cantaba «someone like you make it all worth while», y no me oyó hasta que estuve justo delante leyendo el título de la portada en voz alta:

—¿Así se forma un niño?

Ella se sobresaltó, pero se le iluminó la cara. Aunque se apresuró a guardar el libro en la estantería que tenía detrás.

—Llegas tarde, mi amor. ¿Has estado haciendo algo agradable, o solo trabajando?

—Ambas cosas —dije encaminándome a la ventana del salón. La blanca luz de la luna bañaba el garaje, pero todavía faltaban muchas horas para que Ove viniera a buscar el cuadro—. He hecho un par de llamadas y he pensado un poco en el candidato propuesto para Pathfinder.

Entusiasmada, dio una palmadita.

—Qué emocionante. Al final fue el que te ayudé a elegir… el tal, ay, ¿cómo se llama?

—Greve.

—Clas Greve. Menuda despistada me he vuelto. Espero que me compre un cuadro bien caro cuando se lo digan. Me lo merezco, ¿verdad?

(…)

NESBO, Jo. Headhunters. RBA, 2012

Anuncios

Ian Hunter – All the Young Dudes

(…)

Mehmet Kalak había dado descanso a Coldplay y U2 y estaba probando a Ian Hunter con la clientela. Los altavoces atronaban con «All the Young Dudes».

—¿Qué te parece? —preguntó Mehmet.

—No está mal, pero molaba más por David Bowie —respondió la clientela.

Mejor dicho, Øystein Eikeland, que se había colocado al otro lado de la barra ya que su trabajo había terminado. Y, en vista de que tenían el bar para ellos solos, Mehmet subió el volumen.

—¡Por muy alto que pongas a Hunter! —gritó Øystein levantando su daiquiri.

Era el quinto. Opinaba que, puesto que lo había preparado él mismo y por tanto debía considerarse parte de su aprendizaje como encargado de bar, eran gastos de formación y por tanto deducibles en la declaración de la renta. Y dado que como empleado le hacían precio especial, pero pensaba presentar el gasto por la cantidad del precio de venta al público, en realidad ganaba dinero con las consumiciones.

(…)

NESBO, Jo. La sed. Reservoir books, 2017

 

Makarov

(…)

—Ya. ¿Y el arma?

—No la han encontrado. Enviamos equipos de búsqueda y buzos a rastrear el río y sus alrededores, sin resultado. Eso no significa que la pistola no esté ahí; el fango, el lodo… ya sabes.

—Ya sé.

—Dos de los inquilinos del piso han declarado que Oleg les había enseñado una pistola, y se jactó de que era igual que las que utilizaba la mafia rusa. Ninguno de los dos entiende de armas, pero después de mostrarles fotos de unas cien pistolas, parece que ambos señalaron la Odessa. Y esas suelen emplear, como ya sabes…

Harry asintió con la cabeza. 9×18 mm Makarov. Y además, era casi imposible no reconocerla. La primera vez que vio una Odessa pensó en la vieja pistola futurista de la portada del disco Foo Fighters, uno de sus muchos cedés que habían terminado en casa de Rakel y Oleg.

(…)

NESBO, Jo. Fantasma. Random House, 2015

La Imagen es de la Wikipedia

P64 9x18 makarov

La imagen, en Flickr y con licencia Creative Commons, es de Michael Tefft

The White Stripes – Blue Orchid

(…)

—¿Los mormones usan crucifijos?

—No —dijo Wyller—. Creen que la cruz simboliza la muerte y es pagana. Creen en la resurrección.

—Mmm… Así que un mormón con un crucifijo en la pared es casi como…

—Un musulmán con una caricatura de Mahoma.

—Exacto.

Harry subió el volumen de la música que sonaba en la radio. The White Stripes. «Blue Orchid.» Guitarra y batería. Desnudo. Nítido. Subió el volumen sin saber muy bien qué era lo que quería silenciar.

(…)

NESBO, Jo. La sed. Reservoir books, 2017

 

Torre Eiffel

ía calor cuando por fin avisté la casa de Ove Kjikerud. Fui hasta la orilla del bosque y me senté en un tocón desde donde podía ver bien la calle con sus chalets adosados y sus bloques de casas. Y me di cuenta de que la gente que vive en la zona este de la ciudad no tiene unas vistas tan diferentes a los de la elegante zona oeste. Todos teníamos vistas al edificio del Postgirobygget y al Hotel Plaza. La ciudad no se veía ni más fea ni más bonita. En realidad, la única diferencia era que desde aquí podía verse la parte oeste de la ciudad. Lo que me hizo pensar en cuando Gustave Eiffel construyó su famosa torre para la exposición universal de París en 1889 y los críticos dijeron que la mejor vista parisina era desde la torre Eiffel porque era el único sitio desde el que no se veía la torre Eiffel.

 (…)

NESBO, Jo. Headhunters. RBA, 2012

Eiffel

La imagen, en Flickr y con licencia Creative Commons, es de

Eiffel

Sex Pistols – No future

(…)

 —Ya, pero no te fuiste.

—A veces soy un poco lento pensando.

—¿Y después?

Harry se cruzó de brazos.

—Después, esto: Chungking.

—¿Y los planes de futuro?

Harry se encogió de hombros y apagó el cigarro. Y a Kaja se le vino a la cabeza la carátula del disco que Even le había enseñado, con la foto de Sid Vicious, de los Sex Pistols. Y la música que sonaba de fondo: «No future, no future».

—Ya sabes lo que necesitabas saber, Kaja Solness.

(…)

NESBO, Jo. El leopardo. Random House, 2014

Tigre

(…)

—Solo por curiosidad, Bellman: ¿por qué precisamente este caso es tan importante para ti? Bellman se encogió de hombros.

—Política. Las alimañas necesitan carne. Y recuerda que yo soy un tigre, Harry. Y tú solo un león. El tigre pesa más y aun así tiene más cerebro por kilo de masa corporal. Por esa razón los romanos del Coliseo sabían que el león moriría cuando lo mandaban a luchar contra un tigre. Harry notó que alguien se giraba hacia ellos. Era Oleg, que le sonreía levantando el pulgar. El chico pronto cumpliría veintidós años. Tenía la boca y los ojos de su madre, pero el flequillo negro y liso de un padre ruso al que ya no recordaba. Harry le devolvió el gesto e intentó sonreír. Cuando se giró hacia Bellman, ya no estaba allí.

(…)

NESBO, Jo. La sed. Reservoir books, 2017

Sumatran Tiger 5

La imagen, en Flikr y con licencia Creative Commons es de Tony Hisgett